Open Nav
Cancel
Cancel

Un tercio de los españoles invierte en criptomonedas

Published Apr 25, 2022

Ana, M

Compartir este

Un tercio (32%) de los españoles afirma invertir en criptomonedas, un porcentaje muy similar a los datos registrados en el resto de países objeto de estudio. Esta es una de las principales conclusiones que nos deja el estudio llevado a cabo por Toluna, proveedor mundial independiente de tecnología de encuesta y paneles online, realizado a finales del año pasado para comprender los hábitos de inversión actual en criptomonedas de los consumidores. La encuesta se realizó a través de la plataforma Toluna Start a 9.000 personas de entre 18 años y 64 años en 16 países, además de España (Australia, Singapur, Hong Kong, Tailandia, Filipinas, India, Malasia, Indonesia, Vietnam, EEUU, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Emiratos Árabes Unidos y Brasil) de cuatro regiones: Norteamérica, Latinoamérica, EMEA (Europa, Oriente Medio y África) y APAC (Asia-Pacífico).

 

El primer aspecto que llama la atención del estudio hace referencia a la diferencia entre el grado de conocimiento de las criptomonedas entre las personas encuestadas y su familiarización con ellas. En el caso de los españoles, casi la mitad de la base de la encuesta (48%) manifiesta tener conocimiento de estos activos digitales, lo que representa trece puntos por debajo de la media global. Sin embargo, una cosa es conocer las criptomonedas y otra muy distinta estar familiarizados con ellas. De hecho, únicamente uno de cada cinco españoles afirma estar habituado a ellas, lo que supone la mitad de los datos registrados a escala global. Por tanto, en ambos casos la mayoría de las personas todavía no comprende completamente qué son y cómo invertir en este tipo de activos digitales.

 

Incluso, llama la atención que es una situación que se da entre los propios inversores de criptomonedas, tanto en España como en el resto del mundo. Y esta baja familiaridad se agrava aún más si hablamos de criptoderivados o futuros, dos conceptos cuyo desconocimiento entre inversores de criptomonedas todavía es mayor. Lo que sí tienen claro las personas entrevistadas en España es que estos activos les generan poca confianza, únicamente del 10%, una cifra realmente baja si se compara con la que les generan los depósitos a plazo fijo de cualquier banco, que alcanza el 61%. Lo mismo sucede a escala mundial, pero con cifras ligeramente más altas, pues la confianza en las criptomonedas se sitúa en el 23%. A estos datos se unen también los de percepción del riesgo, donde la media mundial alcanza el 33%. En cambio, en España si establece muy por encima (41%). En otras palabras, nuestro país destaca por calificar las criptomonedas como activos con una confianza baja y un riesgo alto.

 

Inversión, en la media mundial

A pesar de estas cifras, los datos muestran que los españoles no son muy diferentes al resto de países analizados a la hora de invertir en estos activos. De hecho, casi un tercio (32%) se califican como inversores actuales, frente al 30% mundial. Por otro lado, hay un porcentaje mayor de españoles (31%) que tiene la intención de invertir en criptomonedas en los próximos doce meses o más, nueve puntos por encima de la media mundial. En el otro extremo se sitúa un 3% de personas españolas que afirman no tener ninguna intención de invertir en criptomonedas, un dato que se multiplica por más de tres a escala global (10%).

 

En otras palabras, a pesar de que los españoles encuestados tienen un conocimiento y una familiaridad menor con las criptomonedas y las ven como un activo más de riesgo que la media de encuestados globales, invierten en la misma línea que ellos, e incluso hay un mayor número de personas que están dispuestas a hacerlo en los próximos meses.

 

Ahora bien, sí es cierto que la cantidad económica que los españoles invierten en ellas es relativamente menor que la de los encuestados de otros países y regiones. Por ejemplo, en España solo el 2% de los encuestados tiene la mitad de su cartera de inversiones en criptomonedas, cifra que sube hasta el 7% en el caso de la media global.

 

Percepción de las criptomonedas

Estos datos obtenidos se pueden deber, en parte, a la percepción que los españoles tienen de las criptomonedas. Sin ir más lejos, la mitad de los encuestados manifiestan que estos activos digitales son una tendencia al alza a largo plazo, varios puntos por encima de la media de la percepción mundial. De ahí las cifras de inversión anteriormente señaladas. En el otro extremo de la balanza se sitúan quienes piensan que las criptomonedas son solo una exageración que colapsará pronto (18% frente a 17% de media mundial); y quienes creen que son proyectos en curso sin garantía de éxito (42% frente al 45% de media mundial), en ambos casos, como se puede ver, con cifras muy similares.

 

Precisamente, las razones que esgrimen los encuestados españoles para invertir en estas monedas digitales son el alto potencial que tienen a corto y a largo plazo, a lo que se suma el miedo a perderse una inversión fructífera. En el lado contrario se sitúan las razones por la que se contienen. Entre las principales están que estas inversiones resultan demasiado arriesgadas, son altamente especulativas y que su precio es tremendamente volátil y fluctuante. Estas cuestiones se repiten a escala global, con la particularidad de que se añade una razón más por la que no invertir en estos activos: no entender lo suficiente sobre ellos, afirmación que en el caso de los encuestados españoles ocupa puestos más inferiores. De nuevo, y a pesar de la falta de familiaridad con estos activos entre los españoles, prima el deseo de inversión. No en vano, más de la mitad de los inversores españoles en criptomonedas planea aumentar su inversión, cifra que llega hasta el 72% en todo el mundo.

 

Los jóvenes, los que más invierten

Otra de las conclusiones destacadas de este estudio es que cuanto mayor edad tienen los encuestados, más escépticos se vuelven en torno a las criptomonedas. Son, precisamente, las generaciones más jóvenes las que más se animan a invertir en estos activos digitales. Lo hace un cuarto de los que tienen entre 18 y 24 años y 35 y 44 años; y un tercio de los que tienen entre 25 y 34 años. A partir de esa edad, las cifras se mueven en torno al 10%. En este caso, los datos se repiten a escala global, pero con porcentajes ligeramente superiores.

 

Regulación, ¿a favor o en contra?

Una cuestión que también se analiza en el estudio es el tema de la regulación. En este punto, la opinión de los encuestados españoles contrasta con la media del resto del mundo. Partimos de la base de que un 15% de los españoles está totalmente en desacuerdo en regularlas, frente al 10% a escala mundial. Y después hay un 50% que tampoco ve bien la regulación, frente al 33% global. Finalmente, un porcentaje del 23% se muestra más partidario de ella frente al 38% global. Es decir, los encuestados españoles abogan en mayor parte por que todo siga como está ahora y no haya una regulación que legisle estos activos. En cambio, esta oposición es mucho menor a escala mundial, aunque también siguen siendo más quienes se oponen a la regulación.

 

Y todo esto a pesar de que casi la mitad de los encuestados a escala global opina que las criptomonedas, tal y como están ahora concebidas, facilitan el desarrollo de actividades ilegales. Incluso, este porcentaje es diez puntos superior entre los encuestados españoles, algo que contrasta con los datos anteriores, en los que la mayoría se muestra en contra de la regulación de las criptomonedas.

 

En cuanto a los exchanges o plataformas de intercambio de criptomonedas más utilizadas por los españoles se encuentran Binance, Bitcoin ATMs (cajeros automáticos de Bitcoin) y Crypto.com; mientras que a escala global son Binance, Coinbase y Bitcoin ATMs.

 

Para terminar, el estudio analiza las probabilidades que hay de que los encuestados recomienden esta inversión a sus amistades. En el caso de la media mundial, hay un 55% que aconsejaría estas inversiones, mientras que en España se sitúa en torno al 43%. Y significativa es la cifra de encuestados españoles que bajo ningún concepto recomendaría estas inversiones, que se fija en el 12%, superior a la media mundial, que es del 8%.

 

En definitiva, las criptomonedas son vistas por los encuestados españoles como activos de poca confianza y mucho riesgo, muy volátiles y fluctuantes. A pesar de ello, actualmente hay un tercio de españoles que invierte en ellas, y otro tercio que se está planteando hacerlo en los próximos doces meses, principalmente por el alto potencial que estas inversiones tienen a corto y a largo plazo. Inversiones que, por cierto, la mayoría quiere que sigan sin estar reguladas.

Compartir este
This site is registered on wpml.org as a development site.